Vladimir de la CruzHistoriador y politólogo.

La Universidad de Costa Rica fundada el 26 de agosto de 1940, por el Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, inicia sus labores en marzo de 1941. Parte de su vida académica la definen los llamados Congresos Universitarios. Desde su origen, prácticamente, se han llevado a cabo Congresos, que contribuyen a definir su labor científica, profesional, académica, artística, administrativa, institucional y nacional, entre muchos otros aspectos que se someten y se proponen, por parte de los participantes en esos Congresos, que en mucho le dan vida a la Universidad y marcan, por el plazo hacia el siguiente Congreso, sus principales pasos a seguir y a proyectar.

Hasta hoy la Universidad tiene registrados oficialmente siete Congresos. Según ese registro, el Primer Congreso se realizó en 1946, que fue el que sentó las bases, en ese entonces, de la llamada Facultad de Humanidades, aunque su gran Reforma Académica se produjo en 1957, con el propósito de formar junto a los especialistas también como humanistas. En el Registro oficial el Segundo Congreso se realizó en 1966. Indirectamente participe en ese Congreso aun cuando no habían ingresado a la Universidad, apoyando en ese momento al Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica, FEUCR, Jorge Alfaro Monge, quien era estudiante de medicina y llegó a ser un gran cardiólogo nacional en el Hospital México. Lo apoyamos quienes pocos meses después constituiríamos el Frente de Acción Universitaria, que empezó a actuar en 1967 como el brazo estudiantil del Partido Vanguardia Popular, para mí, no solo porque fui uno de sus principales dirigentes, sino porque en la realidad fue la organización que rompió el monopolio de la presencia que tenía el Partido Liberación Nacional, y porque dinamizó en muchos aspectos la vida de la Universidad y no solo de los estudiantes. Otros intentos se habían dado a finales de la década de 1950 y a principios se la década de 1960 de organizar grupos de izquierda en el estudiantado universitarios que no llegaron a constituirse en organizaciones de masas, como lo fue el Frente de Acción Universitaria, en parte por las luchas que dio.

En aquel Segundo Congreso contribuimos en la redacción de la Ponencia que presentó el Presidente estudiantil Jorge Alfaro, bajo el título “Estudiar Y Luchar”, que marcó profundamente los años que siguieron desde la práctica estudiantil.

Este Congreso influyó notablemente en la gran Reforma Académica que sufrió la Facultad de Humanidades y en los Estudios que se llevaban a cabo en Estudios Generales, ya que a partir de 1967 se empezó a estudiar el Siglo XIX abandonando el Siglo V ac que se venía estudiando, lo que provocó un gran debate universitario, por la rica temática política, social, económica y científica de ese siglo, sobre todo porque estimuló el debate sobre el marxismo, que casi no se estudiaba ni conocía en la Universidad. La introducción de estos estudios incluso provocó un debate nacional, desde la derecha y desde el mismo Partido Vanguardia Popular. La derecha porque se estaba introduciendo ese estudio, que se hacía sobre la base de un libro de Rodolfo Mondolfo y Vanguardia Popular porque el marxismo no lo enseñaban profesores marxistas, que ya los había en la Universidad. A nosotros, los estudiantes del Frente de Acción Universitaria nos tocó defender lo que se hacía desde la Universidad y hacer entender a algunos vanguardistas que era mejor que se abrieran esos espacios a que no existieran. Ese año de 1967 fue riquísimo en debates. El Frente de Acción Universitaria publicó varias ediciones del Manifiesto Comunista para distribuir entre los estudiantes de Estudios Generales. La lucha era tan intensa que el propio Movimiento Costa Rica Libre, la principal organización de la derechas del país en se momento, desarrolló un frente universitario para enfrentar la acción de los estudiantes comunistas, incluso a nivel periodístico. Cuando el Frente de Acción Universitaria publicó regularmente el periódico “Unidad” el Movimiento Costa Rica Libre publicó ·El Hombre Libre”

El Tercer Congreso Universitario, durante el año de 1971 y 1972, en cierta forma fue el resultado de esas luchas estudiantiles y la preocupación nacional que generaba la Universidad, desde quienes veían su quehacer académico desde afuera y, desde adentro, por quienes la dirigían, de la expresión política que estaba significando. Para mí, este fue el Congreso más definitorio y más importante. En este Congreso, a nombre de la Federación de Estudiantes de la Universidad, presenté la Ponencia sobre la Autonomía Universitaria, un primer documento, “La Universidad en la sociedad y la Autonomías Universitaria”, que en este sentido abría el camino de la reflexión de esta materia. Tiempo más tarde, por las mismas luchas universitarias y estudiantiles, el Dr. Luis Baudrit, Jefe o Director de la Oficina Jurídica de la Universidad elaboró un documento extraordinario sobre esta materia que sigue siendo la guía de los posteriores documentos y materiales que se ha elaborado para seguir defendiendo, profundizando y consolidando, frente a las constantes amenazas a la Autonomía Universitaria que se siguen cometiendo. De aquella ponencia, y la frase que generalizó el Rector Claudio Gutiérrez Carranza, es la de la Universidad como la Conciencia lúcida de la Patria. El IV Congreso se realizó en 1980, el V Congreso en 1990, el VI en el 2002 y el VII en el 2014.

Todo lo escrito anteriormente, ¿a propósito de qué? Me he encontrado publicado el 5 de agosto de 1947, en un periódico nacional el siguiente anuncio:

“Universidad de Costa Rica Segundo Congreso Universitario

Las Ponencias se recibirán hasta las once Horas del sábado dieciséis de agosto en curso,

En la Secretaría del Universidad. Se amplía así plazo antes acordado.

San José, 5 de Agosto de 1947

La Rectoría”

Puesto así, pareciera que hubo un II Congreso en 1947 y no el realizado en 1966. De ser así habría que corregir la numeración de los Congresos Universitarios.

De no haberse realizado este II Congreso, ¿por qué no se llevó a cabo?


En La República 

Avatar

Por Vladimir de la Cruz

Político, historiador, profesor universitario y ex embajador de Costa Rica en Venezuela. Fue candidato presidencial del partido izquierdista Fuerza Democrática en tres ocasiones.