Vladimir de la Cruz: ¿Un nuevo estilo de Gobierno?

Estas son apenas algunas reflexiones de lo que debemos y podemos analizar, dentro de un mes, al cumplirse los primeros 100 días del Presidente Rodrigo Chaves Robles, en que el Presidente está empezando a volar…con un nuevo estilo de Gobernar...

0

Vladimir de la CruzHistoriador y politólogo.                                                    

Nos acercamos a los 100 primeros días de Gobierno, que se cumplirán el próximo 8 de agosto, período que se acostumbra evaluar, casi a modo de las tradicionales pintas de enero, que se hacen para sugerir por la tradición popular cómo va a ser el resto del año, o en este caso cómo pintará el próximo gobierno.

El período de los 100 días se asocia al Presidente Roosevelt. Lo mismo se ha impuesto en Costa Rica, en los últimos gobiernos, de sus primeras medidas y políticas, para lo cual en esos días seguramente habrán diversos programas en radio, televisión y en redes sociales, que abordarán estos primeros pasos del Presidente Chaves.

Los gobernantes anteriores iniciaban sus gobiernos con una Asamblea Legislativa que empezaba sus sesiones, con las Ordinarias, cuando los diputados y sus partidos tienen la iniciativa de Ley, lo que hacía que el Presidente que entraba tenía que postergar cualquier propuesta de ley al mes de agosto y a los meses de diciembre hasta abril del año que seguía, sin posibilidad real de hacer efectiva, en actos de gobierno, promesas de los discursos de la campaña electoral y del Programa de Gobierno. Esto quizá influyó mucho en el desgaste, en la desconfianza, en el desprestigio que caían los presidentes en sus primeras evaluaciones de encuestas, por los incumplimientos que la gente, los electores o el pueblo en general reclamaban o resentían.

Por una iniciativa, que propusimos en la Comisión de Notables del 2010, se invirtió el arranque legislativo, de manera, que por períodos de tres meses alternativos, se inician a partir de este año las cuatro Legislaturas, períodos de gobierno de mayo abril, con las Sesiones Extraordinarias, que son las que el Poder Ejecutivo gobierna y tiene la iniciativa de Ley, porque en el período de las sesiones extraordinarias solo se pueden conocer proyectos de Ley enviados por el Poder Ejecutivo y son las que impulsan el trabajo de los diputados en estas Sesiones, de manera que si el Poder Ejecutivo no envía Proyectos de Ley el Congreso y sus diputados no trabaja.

Esta nueva situación era un reto para cualquier partido que ganara las elecciones, porque de manera urgente e inmediata tenía que empezar, partir del primer domingo de febrero, a elaborar sus primeros Proyectos de Ley, para lo que tendría tres meses de preparación. Ventaja en esta situación, por su experiencia, se pensaba tendrían los partidos tradicionales y los que habían ejercido el gobierno. Dificultad tendrían los partidos si se iba a una segunda ronda, el primer domingo de abril, porque reducía el tiempo de preparación de Proyectos posibles, además de que la segunda ronda, para los dos partidos finalistas, les obligaba a concentrar sus esfuerzos en ganar la elección.

Resuelto el triunfo quedaba un mes para nombrar o escoger los Ministros, establecer las primeras prioridades de Gobierno, atender las reuniones de autoridades salientes y entrantes, a niveles ministeriales e institucionales, y elaborar, a la vez, las primeras acciones y directrices del nuevo gobierno, donde de nuevo, los partidos tradicionales y gobernantes tendrían más experiencia y posibilidades de nombramientos y de arranque gubernativo.

El problema grave se presenta, con el panorama anterior, a un partido nuevo, cualquiera que sea, que nunca ha estado en el Gobierno, y que tampoco ha tenido experiencia legislativa y municipal alguna, que llega a ganar las elecciones.

Más grave si ese partido participa por primera vez en elecciones y se ha organizado especialmente para esas elecciones. Agrava su situación un partido así cuando impulsa un candidato a la Presidencia de la República, alejado de esa práctica política nacional, y peor cuando el candidato ha vivido 35 años fuera del país.

Dificultad tiene ese Partido si resultado de la elección nacional no alcanza a elegir un número significativo de diputados, como le ha sucedido al actual Gobierno y a su partido, que apenas alcanzó elegir 10 de 57 diputados

Que llegara un partido nuevo al gobierno ya se había experimentado en el 2014 cuando ganó el Partido Acción Ciudadana, que repitió gobierno en el 2018. Este partido tenía las experiencias de las elecciones del 2006, donde casi gana la presidencial, y la del 2010, en ambas eligiendo diputados, contando con un líder y candidato curtido y experimentado en la función pública y partidaria. Cuando logra ganar el Gobierno apenas elige 10 diputados y Alcaldes en pocas municipalidades, con lo que no tenía músculo parlamentario.

El músculo político municipal no se siente partidariamente en la vida nacional, para ningún partido que elige alcaldes, regidores y síndicos, y a nivel municipal, en algunos cantones ha sucedido que un partido cantonal se hace sentir durante un período corto como ha sucedido en Escazú, Santa Ana y Curridabat. El músculo político municipal aunque no destaque no deja de ser importante por la forma de la fuerza partidaria.

Ganador el Partido Progreso Social Democrático, en la Presidencia de la República, con Rodrigo Chaves Robles, ha exhibido todos estos problemas para su gobernanza. Lo que era tradicional de darle la Presidencia Legislativa, por cortesía política, de la Primera Legislatura, no se la dieron. Tampoco la supo y pudo negociar, inicialmente desdeñando formar parte del Directorio Legislativo, en el que finalmente le dieron un puesto secundario.

Asumió, la Presidencia, como tenía que hacerlo, con valor, con arrogancia, lo que le ha dado un aire de que en la Casa Presidencial hay Gobernante, haciendo alarde, como lo agitó en la campaña presidencial, de que eso es lo que faltaba en Zapote, lo que le está produciendo, por ahora, simpatía en las encuestas.

Ha evidenciado capacidad para tomar decisiones, con las cuales mueve a subalternos a actuar, y a modificar lo que haya que modificar, como lo hizo con las mascarillas y la vacunación obligatoria, con las pruebas FARO, con los puentes bailley que estaban en los patios del MOPT, con la intimidación que llevó al Ministerio Público, la Fiscalía General de la República y ante la Corte Suprema de Justicia, con su campaña contra lo que él llama la “prensa canalla”, intimidando directamente medios de comunicación y periodistas, tratando mal y groseramente a los periodistas que le critican en el país o que reportean al exterior, amenazando a comunicadores y periodistas de quitarles financiamiento publicitario de instituciones pública, a modo de colocarlos en un paredón económico, enfrentando empresas periodísticas en sus inversiones, cerrándoles empresas, negando el acceso de los periodistas Ministros y Directivos de Instituciones, reduciendo y casi eliminando las mesas de prensa, de estos, en tanto él concentra toda la información pública oficial de Poder Ejecutivo, con una forma muy particular de conducirlas y de hacerse acompañar de funcionarios de alto nivel, que parecen “chiricutos” con el Presidente como su ventrílocuo, tomando decisiones, que solo él puede tomar en el campo de las relaciones internacionales, con Nicaragua, que le han provocado malestar y críticas de diversos sectores y hasta de los expresidentes de la República, a quienes también ha criticado fuertemente.

Igualmente le ha disminuido el “poder” a su Ministra de la Presidencial, dividiéndole y marcándole funciones a sus viceministros con comunicación directa con él. Frente a los problemas de seguridad ciudadana ha convocado la Reserva Nacional, con propósitos policiales, y le ha dado armas a Daniel Ortega para hacer un video publicitario insinuando una militarización del país que está siendo llevada hasta la propia frontera común. No pierde viaje al exterior al que pueda oficialmente asistir. Tiene relaciones con algunos sindicatos por aquello…También las decisiones sobre el arroz, Riteve y los medicamentos, sin dejar de estar señalando que él lo que quiere gobernar es para el pueblo y para resolver problemas. El estilo ejecutivo como lo está haciendo le produce réditos de confianza. Junto a todo esto tiene una red de troles en su favor y de ataque ofensivo hacia sus críticos de consecuencias muy peligrosas e imprevisibles.

En las nuevas circunstancias de Sesiones Extraordinarias, de arranque legislativo, será inevitable, en el balance de sus primeros 100 días, hacer la evaluación de cuál ha sido la ruta de los Proyectos de Ley que el Presidente haya impulsado por su propia iniciativa. Por ahora hay claridad de que no ha presentado nada de peso.

También habrá que evaluar la participación de sus diputados. Por ahora parece que solo una diputada tiene, Pilar Cisneros, que hace honor a su segundo apellido, Gallo… es de pelea, es de traba y sabe hacerlo con elegancia, siempre muy bien vestida.

Para mí, de todos los diputados, es la que mejor desempeño tiene, la que mejor conoce qué es el control político, la que mejor se distingue en esa labor, la que mejor hace uso de su elocuencia y oratoria ante micrófonos y cámaras, que ha sido su profesión de muchos años.

El control político de Pilar no es sobre este Gobierno, lo que le debe tocar a los 47 diputados que no son del Partido gobernante. Es justamente sobre los gobiernos anteriores, lo que alimenta con buenos datos y denuncias, que ayudan al Presidente con las suyas. Como defensora del Gobierno y del Presidente lo hace muy bien desde su curul.

La labor de la Primera Dama es difícil de valorar en estos primeros 100 días. Poco se informa de sus proyectos e iniciativas, lo que es entendible en estos momentos. Mujer elegante, con prestancia y presencia que se hace sentir y la resalta. Bastante reservada en sus tareas, acompañante discreta del Presidente haciendo sentir que también hay Primera Dama.

Entre las Primeras Damas de origen extranjero resalta Ivonne Clays Spolders, de origen belga, esposa de Rafael Angel Calderón Guardia, Marjorie Elliot Sypher, de origen canadiense, esposa de Daniel Oduber, Gloria Bejarano Almada, de origen mexicano, esposa de Rafael Angel Calderón Fournier, Mercedes Peña Domingo, de origen español, esposa de Luis Guillermo Solís. Ellas son magníficos espejos para la actual Primera Dama Signe Zeikate, de origen letona, esposa de Rodrigo Chaves Robles.

Han habido también Primeras Damas originarias de El Salvador, de Inglaterra y Estados Unidos, y un Primer Caballero de origen español.

Estas son apenas algunas reflexiones de lo que debemos y podemos analizar, dentro de un mes, al cumplirse los primeros 100 días del Presidente Rodrigo Chaves Robles, en que el Presidente está empezando a volar…con un nuevo estilo de Gobernar…


La República

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...