What Roe v Wade Means for Human Rights

El lunes por la noche, POLITICO publicó un borrador filtrado de la opinión del Tribunal Supremo de EE.UU. sobre el caso de Mississippi que anularía la sentencia Roe vs. Wade.

El pasado mes de septiembre, antes de la vista del tribunal en un caso que cuestiona la constitucionalidad de una ley de Mississippi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas, nos unimos a decenas de otros grupos para presentar informes amicus que proporcionaban un contexto adicional para la consideración del tribunal. La lección es clara: si una prohibición del aborto como la de Mississippi se convierte en ley, las consecuencias serán catastróficas.

Esto es lo que nuestra presentación, elaborada junto con Amnistía Internacional y Global Justice Center, dice que la sentencia de Roe significa para los derechos humanos:

Prohibir el aborto tendría un importante impacto negativo en la salud de las personas embarazadas.
El peor impacto se produciría en los grupos marginados, como las personas que viven en la pobreza económica y los jóvenes, y las personas negras, indígenas y de color. Estas poblaciones ya se enfrentan a importantes obstáculos para acceder a la atención al aborto.
En muchos países, la ilegalización del aborto no ha disminuido el número de abortos, sino que aumentaron los abortos inseguros, afectando especialmente a las personas de escasos recursos.
En países de todo el mundo, como Rumania, Sudáfrica, El Salvador y Ecuador, existe una relación estadística entre la legislación restrictiva del aborto y el aumento de la mortalidad y la morbilidad maternas.

El acceso a servicios de aborto seguros y legales está firmemente arraigado en los derechos a la vida; a la no discriminación; a no sufrir tortura ni tratos crueles, inhumanos o degradantes; y a la intimidad, entre otros. Estos derechos están reconocidos en los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Estados Unidos.

En diciembre, tras escuchar los argumentos en el caso de Mississippi, la mayoría de los jueces señalaron que estaban dispuestos a anular la histórica sentencia que protege el acceso al aborto en Estados Unidos. Si lo hacen, Estados Unidos se desmarcaría de las tendencias internacionales hacia un mayor acceso. Recientemente, Argentina, Colombia y México han despenalizado el aborto o han flexibilizado las restricciones, protegiendo mejor la salud y los derechos de las mujeres, mediante cambios legislativos o sentencias judiciales.

Por favor, tenga en cuenta que se trata de un BORRADOR de opinión. El aborto sigue siendo legal en Estados Unidos (a pesar de Texas) y un derecho constitucional y humano.

El Congreso puede y debe promulgar leyes para proteger el acceso al aborto.

Pero, como quedó claro en las noticias del lunes por la noche, Estados Unidos afronta un momento de crisis en cuanto al acceso al aborto.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...