William Hayden: La seriedad de la política en broma y con fisga (Año VII-307)

William Hayden Quintero, Economista.

Dijo Francisco Gómez de Quevedo, el escritor español (1580-1645) que: “Las palabras son como las monedas, que una vale por muchas, como muchas no valen por una”. Yo agrego: “La palabra empeñada es sagrada, no es una moneda de cambio que se utiliza con demagogia para comprar votos y voluntades”. Don Rodrigo Chaves, nuestro presidente, durante la campaña electoral en todos sus discursos y entrevistas, dijo que en un eventual gobierno suyo no iba a poner más impuestos. En los debates miraba retadoramente a sus rivales y les decía; “yo no voy a aumentar ni a poner más impuesto, más bien voy a quitar muchos”. En una entrevista concedida a Diario La Extra el martes 18 de enero del 2022 refiriéndose a los impuestos dijo: “Eliminaría impuestos en mi gobierno. Muchos 114”. Con esta promesa de no más aumentos ni nuevos impuestos y eliminar algunos logró el voto de muchos personas y trabajadores y se alzó con la presidencia de la República. Le creyeron.

El pasado jueves 18 de mayo en conferencia de prensa con una cara sonriente de satisfacción, el presidente acompañado de los dos vicepresidentes de la República (ojo aparecieron, donde estaban), con la ministra de la Presidencia (¿todavía tenemos?) y el ministro de Hacienda, pomposamente nos anuncia una ruta fiscal que llama: “Hacienda en Acción. Transando la prosperidad fiscal”. Es un paquetazo de cinco propuestas y entre ellas aumentos de impuestos. Con este paquete el presidente falta a su palabra empeñada. Dicho sea con cariño pero con firmeza: Se retrata como mentiroso y demagogo. No iba a poner más impuestos y ahora propone a la Asamblea Legislativa una ruta fiscal confiscatoria que lleva entre sus planes aumentar impuestos.

De inmediato todas las bancadas de diputados al conocer el proyecto concluyeron que era un paquetazo de impuestos y que el presidente estaba faltando a su palabra de poner más impuestos y don Chaves, nuevamente con su estilo brabucón e irrespetuosos ataca a los diputados diciendo en conferencia de prensa el pasado 21 de mayo “que él estaba cumpliendo con su promesa de campaña de no subir impuestos, pero que voces del odio, mentirosas y serviles decían lo contrario”

¡Ay presidente!, recuerde que la mentira es la madre de todos los males y que el “mentiroso tiene dos males, que ni cree, ni es creído”.

En esta ruta fiscal confiscatoria se propone lo siguiente:

  1. Para combatir las exoneraciones quieren subir el IVA del 4% al 13% en los boletos aéreos.
  2. Igualmente poner un impuesto del 2% a la venta o importación de equipo médico, a implementos médicos de primera necesidad para las personas como sillas de ruedas, camas de hospitales, lentes de contactos, prótesis, bastones de uso de los ancianos e inválidos, entre otros implementos. Está muy bien combatir las exoneraciones que son una lacra tributaria y que representan el 6.5% del PIB, pero porque no comenzar con algunas de las grandes empresas y corporaciones nacionales y extranjeras domiciliadas en zonas francas que están exentas del pago de muchos impuestos, porque no tocar a las empresas turísticas, a las sedes diplomáticas, Cooperativas de toda clase, a las Mutuales, la Caja de Ande, las Asociaciones Solidaristas, etc. Porque perjudicar a los pobres y desvalidos, porqué encarecer los servicios de salud. Voracidad fiscal versus sensibilidad social.
  3. Con una reforma al Impuesto de Renta, incomprensiblemente, se persigue a las Micros, Pequeñas y Medianas Empresas, obligándolas a pagar al Estado por concepto de este impuesto, el 30% de sus ganancias anuales. Este tributo es confiscatorio si consideramos que en la actualidad pagan con una tabla escalonada que va del 5% al 20%.
  4. Se está proponiendo la renta global, indiscriminadamente, en vez de comenzar con las grandes empresas y corporaciones se comienzan con los trabajadores y personas físicas, se globaliza todos los ingresos, incluyendo salarios, jubilaciones, pensiones, intereses generados por sus ahorros (ganancias de capital). Como si fuera poco, la voracidad fiscal llega al extremo de bajar de un salario de ¢941.000 a ¢842.000 la base exenta del pago de la renta, con lo cual muchos trabajadores que no pagan la renta lo tengan que hacer además la tarifa se incrementa del 10% al 25% De pasar el paquetazo, los pensionados con sus ingresos de hambre del IVM de la Caja tendrán que pagar impuesto de renta. De nuevo: Voracidad Fiscal versus sensibilidad social. Al ver la metida de patas que dio con esta propuesta, el ministro de Hacienda cándidamente sale a decir en la prensa que “cometió un error personal en el proyecto de ley que subiría el impuesto de renta sobre los salarios”. Diay ministro, está muy grandecito para cometer estos horrores, a no ser que sea otra mentira más y se retracta y pareciera que es causal de renuncia.
  5. Se propone modificar la fórmula para el pago de los marchamos, se eleva al 100% los impuestos a pagar por los automóviles de las empresas de renta car y se le quita parte de las exoneraciones a los autos eléctricos.

El presidente además de mentir con respecto a sus promesas de campaña, cuando era candidato, se nos convierte en la antítesis de Robin Hood, pues les quita a los pobres y deja a los ricos intocables

Se dice en la Biblia que “el hombre propone, y Dios dispone”. Dichosamente como en este caso de la ruta fiscal confiscatoria “chaveana” el Poder Ejecutivo propone y el Poder Legislativo dispone y ya los diputados de oposición dijeron “No al Paquetazo Fiscal” y este es otro fracaso más que acumula el presidente en muchas de sus propuestas. Pero no todo es malo, hay que reconocerle que “sin querer queriendo” logró un milagro inédito en la historia legislativa: Unir a 49 diputados en una causa común y la misma Doña Pilar Cisneros, a quien le debe la presidencia y la jefa de la fracción del partido oficialista, se le rebela enojada y se sorprende porque a ella nunca le informaron del paquetazo y considera que no es el momento.

Hay Pilar. Ojo ya te comienza a ningunear.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...