William Hyden: La seriedad de la política en broma y con fisga – Nº. 35

Debemos estar atentos con la evolución de Horizontes Positivos porque la trilogía liberalismo-dinero-poder, puede resultar muy peligrosa para nuestra fragmentada  y debilitada democracia.

0

William Hyden Quintero, Economista.

Nº. 35

En varios de estos artículos he señalado la extraña mancuerna entre la Unión de Cámaras Costarricenses Empresariales (Uccaep) y el Presidente Carlos Alvarado (CAQ). Uno de sus miembros más prominentes, André Garnier, es el Ministro Consejero en Asuntos Económicos del  Gobierno, tiene su oficina en Zapote, cerca de la presidencia, se ven cara a cara todos los días, y es el encargado  de decirle al oído presidencial lo que la Uccaep quiere y ordena. De esta forma, es como un parásito mata palos, se ha enroscado en las ramas de la presidencia chupándole durante estos dos años la sabia mental del presidente y lo tiene al borde de que sus ramas secas y marchitas caigan al suelo. Don José Miguel Corrales, tres veces diputado y excandidato presidencial dijo el domingo 2 de este mes en el programa de Claudio Alpízar que los Consejos de Gobierno se celebran en las dependencias de la Uccaep.
Esta unión de cámaras ha venido  con sus economistas dictando las políticas económicas del gobierno, quiere clavar al sufrido pueblo con más impuestos, no quieren que les toquen las exoneraciones y muchos menos las evasiones y elusiones fiscales, posiblemente influyeron en el despido del ex Ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, que los quería meter en cintura, se ha declarado enemiga acérrima  del Sector Público a quien responsabiliza de todas las miserias del país, influyó para que algunos diputados afines prohibieran las huelgas de este sector. En marzo, a principios de la pandemia del Covid que en lo económico solo comenzaba a afectar al sector turismo, lograron sacar una ley temporal permitiéndole a las empresas privadas despedir trabajadores, suspender contratos labores, reducir los tiempos de las jornadas, y con ello atizaron la hoguera del desempleo, cuyas llamas llegan al 24% con 551.373 trabajadores desempleados y 1.000.000 en la informalidad y convertidos todos en mendigos sociales dependiendo del bono proteger. También acuerparon los cierres paulatinos de las empresas y de todos los negocios.
Pero cosas veredes amigo Sancho, decía don Quijote. Les está saliendo el tiro por la culata. Con el extremismo dictatorial del ministro Salas, gobernante del país, quien al recrudecer el cierre de las actividades comerciales para este mes sin consultarles, exasperó a la Uccaep, y como matrimonio mal habido se están devolviendo los peluches con el Presidente. Acusan al gobierno de incompetente por no permitir la reapertura económica, aparentan ser amigos del pueblo asustándolo de que no habrá aguinaldos en diciembre y están azuzando a las cámaras asociadas para que hagan marchas frente a la casa presidencial pidiendo la apertura de los comercios. El Presidente se defiende, diciendo  que “asustando a la población o al Gobierno no van conseguir nada. Ahora, los liberales, antes íntimos amigos presidenciales, salen en defensa de la Uccaep diciendo que el presidente pone carita de querubín mientras clava el puñal por la espalda (Eli Feinzaig). Pero al final de esta historia Uccaep  y el Presidente, en recuerdo de sus viejos y ardientes amoríos, están acordando crear una mesa de diálogo para revisar los procesos de apertura y recuperación económica. Se salió la Uccaep con la suya, y para bien del país, en este caso hay que reconocerlo, doblegan al Presidente y a su Ministro Salas, porque si no hay apertura el descenso del PIB al hueco de la recesión no será del 5% sino del 7.5% o más.
Pero lo insólito y tenebroso, que estaba muy oculto, porque solapadamente vienen extendiendo sus tentáculos liberales desde el año 2014 con el gobierno de Laura Chinchilla, es que los grandes empresarios del país, cuyas empresas están afiliadas a las distintas cámaras de la Uccaep, también tienen en forma personal, su propio sindicato de ricachones, agrupados en una cofradía, que llaman Horizontes Positivos y han suscrito convenios con el Gobierno y lo asesoran con sus economistas pagados. Uno de sus miembros fundadores es André Garnier quien está en la Zapote con el doble sombrero. Dice el autor de Sapiens, Yuval Noah Harari en su libro: 21 lecciones para el siglo XXI, que es una práctica política de las oligarquías liberales monopolizar la mayor parte de las riquezas y el poder económico y tener el control de los medios de prensa para ocultar sus actividades y afianzar su gobierno (uno de los directivos de La Nación es miembro del club). Además gozan en lo personal y en sus empresas de exoneraciones, evaden el pago de impuestos, y tienen acceso a datos confidenciales de la población con una justificación sínica: que su lucha y razón de ser es colaborar con el Gobierno para el combate contra la pobreza. Debemos estar atentos con la evolución de Horizontes Positivos porque la trilogía liberalismo-dinero-poder, puede resultar muy peligrosa para nuestra fragmentada  y debilitada democracia.

William Hyden Quintero.
Economista.
Ex Gerente General del Banco Nacional, Consultor del BID y en el ámbito local.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...