William Hyden: La seriedad de la política en broma y con fisga, V-201

Pero el presidente de momento ha dicho que nones. No está de acuerdo en frenar los planes ligados al FMI, persiste en vernos en el fondo alegando que si lo hacemos el país entraría en crisis y se frenaría el desarrollo. ¡Hay señor!  No se ha dado cuenta de que estamos en crisis desde el 8 de mayo del 2018 cuando usted asumió la presidencia.

0

William Hyden Quintero, Economista.

Desde el mes de setiembre del 2019 el presidente Alvarado nos quería echar al fondo de la desesperación con la ida a Washington a pedirle al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de US$1.750.0 millones para saneamiento fiscal, nada de reactivación económica y menos de generación de empleo. Tuvo que abortarlo por las protestas callejeras del Movimiento Rescate Nacional. Se hizo el maje con la propuesta en la mesita de dialogo unilateral que convocó en el mes de noviembre, pero sorpresa, lo volvió a desempolvar a finalizar diciembre y amanecimos el 2021 con que siempre íbamos de jupa para el fondo. En un año electoral yo apostaba a que la que la gran fracción parlamentaria PLN-PUSC-PRN le aprobarían la ley antes del mes de marzo del 2021, porque a esos partidos que tendrían la mejor opción, de momento, de ser gobierno en el año 2022, les sirve que les dejan la mesa servida en las finanzas públicas, ya que en el mes de junio habría un desembolso de US$600.0 millones y posiblemente dentro de un año otro por igual suma, con lo cual, dispondrían de ingresos para patear la bola, quedarían un tanate de impuestos aprobados junto con la ley del empleo público, a pesar de los berrinches infructuosos de los sindicatos de Albino Vargas y el grupito de Célimo Guido, a quien el Covid dejó en la calle y sin ganas de ir a las calles a protestar de nuevo.
Pero entre más vive uno más cosas ve y las sorpresas siempre te sorprenden. ¿Quién lo iba a pensar?  En esta semana La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) se hizo una mancuerna con los sindicatos, con diversas asociaciones sociales y cooperativas, un tejido de descontentos de 37 instituciones, para emplazar al presidente Alvarado a que aborte sus intenciones de empujarnos al fondo, y/o conceda al menos un mes de tiempo con el propósito de discutir los diversos proyectos de ley (diez impuestos  sacados debajo de la manga y que no fueron concertados y la Ley Marco de Empleo Público, a todas luces que roza con la Constitución, y que se están negociando con el FMI.
Si hay un buen trato, pueden ser amigos perros y gatos y comer en el mismo plato. Es posible que perros de pedigrí bien alimentados y gatos callejeros escuálidos, ahora bajo una nueva agrupación: la UCCANET y con el lema: La unión hace la fuerza, le atraviesen el caballo al presidente y a su ministro de la hacienda en ruinas, porque están dando curso a una serie de disparates que parecen sugeridos de personas con sesos de lombriz, con el fin de obtener ingresos a como haya lugar. Impuestos a pensiones complementarias (ROP-FCL) de los humildes trabajadores dejando intactas las pensiones de lujo de las argollas que han sido gobierno e integrantes de otros poderes de la República, más impuestos a las ganancias de los bancos públicos y empresas estatales que necesitan capitalizarse, aumentar el impuesto sobre bienes inmuebles, a las transacciones bancarias, y hasta por ir a defecar leer en el baño o ver Neflix. La ley del empleo público más manoseada que masa de tortillas y con 300 mociones de revisión es ya un adefesio sin pies ni cabeza. Hay que hilar más fino y atar con nudo corredizo las propuestas que surjan en el nuevo dialogo de la UCCANET con el gobierno.
Pero el presidente de momento ha dicho que nones. No está de acuerdo en frenar los planes ligados al FMI, persiste en vernos en el fondo alegando que si lo hacemos el país entraría en crisis y se frenaría el desarrollo. ¡Hay señor!  No se ha dado cuenta de que estamos en crisis desde el 8 de mayo del 2018 cuando usted asumió la presidencia. De frenar cual desarrollo habla,  si el país en su producción nacional ha caído en 4.5% del PIB  de acuerdo con las cifras sin revisar del Banco Central y hay casi 500.000 personas sin empleo, 1.250.000 con empleos informales y en los cinturones de miseria por todos las regiones las familias se chupan los codos para  apaciguar el hambre. Un consejo al presidente. En casos graves como este del FMI la prisa es dañosa, y la tardanza segura. Un mes más en 32 que lleva de desaciertos, no es nada.
Mientras esto ocurre en tiquicia el Congreso se fue de vacaciones por una semana espantado por la Covid, regresan y siguen los diputados con la discusión de casi dos meses de sí llevan al presidente Alvarado al Plenario para que responda al interrogatorio sobre su disparatado e inconstitucional proyecto (que hizo realidad) de la UPAD. El Diputado Cruickshank, presidente legislativo que ama a Alvarado a y quien con su ingles caribeño le dice “Yes man-cito” a todo lo que se propone en presidencia, quiere que no vaya, algunos quieren que vaya y el presidente ya cansado de tanta majadería, dice que va, pero no al plenario que está lleno de Covid y el edificio se está cayendo a pedazos, sino al Estadio Nacional con todo su gabinete y sus pac-lovers, para que la apapachen y lo aplaudan, con su discurso preparado a lo Cementazo de Guillermo Solís que dejó a los diputados boquiabiertos y sin ánimo de preguntas. Les bailó el zapateado del cemento.


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box