William Hyden: La seriedad de la política en broma y con fisga, V-205

Pero el carajillo del presidente a veces es despabilado. Ojo, pareciera que navega con bandera de pendejo, pero no lo es. Aplicó el refrán: “paciencia piojo que la noche es larga”. Dejó pasar el mes de diciembre sin decir nada (calladito es más bonito), con todo el mundo con trabajo o sin trabajo haciendo de tripas chorizo para sus compritas de Navidad, tamaleándose a lo Figueres, yendo el fin de año a las playa desesperado para salir de la burbuja y del encierro.

0

William Hyden Quintero, Economista.

Desde el pasado 17 de setiembre del 2019 estamos metidos en una ola de fonditis y cayendo al fondo del abismo, al que nos ha empujado el Gobierno por su ineptitud para reactivar la economía nacional, generar abundante empleo y sanear de verdad las finanzas públicas, y que se ha aferrado como tabla de salvación a un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Desde esa fecha a la actual, hubo berrinches, protestas callejeras, cierre de rutas nacionales del Movimiento Rescate Nacional que ya perdió sus dientes y es una desdibujada caricatura de lo que pretendió ser. El presidente Alvarado astutamente ante esas manifestaciones retiró el acuerdo con el FMI, convocó a diferentes instituciones y organizaciones civiles y públicas a mesas de diálogos, las puso a jugar chapitas, a hablar paja y a creerse importantes porque estaban descubriendo la Pomada Canaria para que con una frotadita desparecieran los graves problemas del país, y al finalizar el mes de noviembre estos diálogos fueron insulsos e intrascendentes en sus resultados. El Parto de los Montes (Parturient Montes) como dije en uno de estos artículos el año pasado. Se prometió mucho, se anunció con mucha pompa para terminar siendo una ridícula tontería.
Pero el carajillo del presidente a veces es despabilado. Ojo, pareciera que navega con bandera de pendejo, pero no lo es. Aplicó el refrán: “paciencia piojo que la noche es larga”. Dejó pasar el mes de diciembre sin decir nada (calladito es más bonito), con todo el mundo con trabajo o sin trabajo haciendo de tripas chorizo para sus compritas de Navidad, tamaleándose a lo Figueres, yendo el fin de año a las playa desesperado para salir de la burbuja y del encierro. En la fatigosa cuesta de enero, con todo el mundo cansado, hartado, más limpio que la sotana del Papa, asoleado y quemado por el sol, nos clava nuevamente el acuerdo con el FMI, mandando al carajo a Raymundo y a todo el mundo. No había desistido de él, lo tenía escondidito. Se salió con la suya y nada de caritas.
El 25 de enero la comisión técnica del FMI con aroma de mujer a cargo de la confisgada Manuela Goretti en quien le despertó sus instintos maternales, le dijo que sí a todo lo presentado por el equipo económico, no lo cuestionó y lo envió al Directorio del FMI para su estudio y aprobación. Rápidamente, como compadre hablado, el Directorio aprobó el 1° de marzo el acuerdo con nuestro país de una facilidad de Servicio Ampliado (SAF) por US$1.750.0 millones respaldando las políticas presentadas por dicho equipo para alcanzar la sostenibilidad fiscal, afianzar la estabilidad monetaria y financiera (que no han estado en riesgo) y la recuperación económica en el contexto de la crisis causada por el Covid-19 en el 2020.
El miércoles 10 de esta semana el Poder Ejecutivo presentó a la Asamblea Legislativa el proyecto de ley para la autorización del préstamo con el FMI por el monto indicado, a 10 años plazo con 4 de gracia a una tasa de interés del 2.05% y desembolsos semestrales de US$293.0 millones si en el cumplimiento de la facilidad SAF no se da un safis de parte del gobierno. Como estamos en periodos extraordinarios y el Ejecutivo manda en la agenda del Congreso, con seguridad se le dará dispensa de todo trámite a este proyecto y a los 9 proyectos que lo acompañan clavándonos más impuestos, y no es raro que antes del mes de junio este aprobado el paquetito que nos enfonda, aunque se requiere 39 votos por mandato constitucional (artículo 121, numeral 15). Pero esto no será problema, se conseguirán los votos del PLN, el PUSC, PAC, PRN y otros más por el atractivo de los  billetitos verdes y porque a todos los partidos que pretenden ser gobierno en el 2022 les conviene que le dejen la mesa servida al menos con la curita en la gangrena de las finanzas públicas.
Este convenio es estrictamente de orden fiscal, no contiene ninguna medida de reactivación económica, dejando el gobierno en mayo del 2022 un crecimiento del PIB de apenas 0.57% como promedio en sus cuatro años, lo que implica recesión y estancamiento de la economía, el peor resultado desde el año 2000, los sectores primarios, el turismo, comercio y servicios raspando la olla de la inacción, la tasa de desempleo abierto cercana al 20%, miles de trabajadores en la calle, incremento de la pobreza en umbrales del 35% con muchas familias chupándose los codos para aplacar el hambre. Pero eso sí: tendremos préstamo del FMI.
El presidente se va en  mayo/22 con el PORTA MI. Que otros apechuguen con el lastre que nos hereda por saecula saeculorum porque del fondo en que nos empujó va ser difícil salir y menos con los inocentes candidatos presidenciales enfrascados en abortos, derechos de los afrodescendientes negros-chinos-hindúes-albinos, la fragilidad blanca, y cuanta tontera se inventen para obviar los verdaderos problemas del país y tener a los estúpidos votantes entretenidos en nimiedades como  ocurrió en las elecciones del 2018.


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...

La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo

Apóyanos aquí

Holler Box