William Hyden: La seriedad de la política en broma y con fisga, V-33

¿En realidad está muerto el PAC? Hay que esperar para verlo. De momento son anhelos de un país de ciegos en donde los tuertos suelen ser presidentes.

0

William Hyden Quintero, Economista.

Esta semana hemos presenciado una situación risible con los resultados de la convención del Partido Acción Ciudadana (PAC). Anunció con bombos y platillos que esperaban 400.000 Lovers Genuinos (sin infiltrados) y hasta casi 800.000, según los resultados de una encuesta de la empresa “Demos lo que Quieren”, la que no pega nada, pero que la buscan los candidatos presidenciales para amañar las encuestas en su favor. Pero si acaso llegaron 15.000. Lo bochornoso fue el conteo de los votos. Con las primeras mesas escrutadas Carolina Hidalgo ganaba las elecciones pero con una diferencia de apenas 441 votos con respecto a Welmer Ramos, quien de inmediato puso en tela de duda el conteo insinuando posibles maniobras fraudulentas y exigió un nuevo conteo a mano. Y tiene razón, considerando que Luis Guillermo Solís ganó la convención del 2013 por 113 votos y fue presidente de la República. Así las cosas, con la sospecha de que algo olía a podrido, el mismo domingo se suspendió el proceso para iniciarlo el martes y tener listos los nuevos datos para ayer jueves. Pero tampoco estuvieron preparados y los prometen para el próximo domingo 29. Estos votos divididos entre siete días arrojan un promedio de 2.143 contados diariamente. Si hubieran sido los 400.000 esperados, no participarían en las elecciones de febrero del 2022, pues necesitarían, a ese promedio, de 857 días. ¡Qué barbaridad!
Cada cual cosecha lo que ha sembrado. “Ut sementem feceris, ita metes” decía Cicerón el creador de esta frase. Hay un karma negativo en estos momentos en contra el PAC. La mayoría del Pueblo, está harta de este partido y del gobierno de Carlos Alvarado. Estamos contando los días para que se vayan el 8 de mayo del 2022. El gobierno ha resultado nefasto. Casi peor que las Siete Plagas de Egipto. Son insoportables, la Upad, la crisis sanitaria y sus medidas atolondradas e inconstitucionales, la desilusión, la frustración, el miedo, la quiebra de la economía, el cierre de miles de empresas y negocios, los 500.000 desempleados, la pobreza que se ha incrementado junto con la mendicidad, el acoso a los empleados públicos, el endeudamiento del país,  la subyugación al FMI, la amenaza de nuevos impuestos, la majadería del trencito de Claudia,  la criminalidad, el narco, la drogadicción con el sicariato, las cabezonadas, mentiras y ocultismo del presidente. ¡Bueno. Ya, es suficiente! NO. Me falta la cereza del pastel. La Cochinadota del Caso de Cochinilla. En resumidas cuentas: Un apoteósico fracaso. Por eso los resultados de la convención. El Karma se ha manifestado, el PAC está cosechando la negatividad de sus actos.
Pero no son solo los tres años y tres meses de Carlos Alvarado, la cola es larga, también está el gobierno de Luis Guillermo Solís que al final fue un desastre con la corrupción del Cementazo en donde se esfumaron por arte de magia cerca de $40.0 millones sin que se conozca aun en qué manos de políticos, empresarios, directores bancarios y miembros del gabinete están esos dineros; el Hueco Fiscal de ¢900.000 millones producto de maniobras fiscales ilegales y deshonestas, su viaje de amor en helicóptero. Aún hay más si regresamos al año 2010 con las estafas ideadas por Otón Solís en contra del Tribunal Supremo de Elecciones, por lo cual el tesorero del partido estuvo en la cárcel y el PAC acaba nuevamente de ser condenado con una multa de ¢627.0 millones.
Con este Karma y como en la convención del 2013 votaron 23.249 personas, la cual ganó Luis Guillermo Solís por una diferencia de 113 votos, se incrementó (41%) en la del 2017 en donde participaron 32.797 ganada por Carlos Alvarado, y en comparación con esta resiente de 15.000 que registra un descenso del 54%, todos sus enemigos está contentos porque el PAC va para atrás como el Congrego y pareciera que se va a cumplir el anhelo de muchos: el PAC Nunca Jamás. Están haciendo leña del árbol caído. Dícese que del grande y orgulloso ayer, una vez derribado, todos los criticamos. Padre me confieso. Yo también he pecado. ¿Pero está muerto el PAC?
Ganó las elecciones del 2014 con un desconocido Luis Guillermo Solís quien derrotó al conocido Johnny Araya, las volvió a ganar en el 2018 con otro desconocido, Carlos Alvarado, un carajillo oliendo a mantillas y una mala parodia de político, y las podrá ganar nuevamente, ya sea con Carolina Hidalgo, quien se proclama la evolución del PAC, o Welmer Ramos quien por conveniencia también reniega del gobierno de Alvarado, de quien dice, se apartó de los postulados del PAC, que  hoy son un revoltijo entre socialdemócratas y neoliberalismo con peace and love. Pero con todo esto en contra, el PAC sigue gozando con el favor de una gran juventud experta en el manejo de las redes sociales y además fanáticos y que ahora van con la marihuana como tema de campaña, sin contar con los milenios y los ninis, la población LEGTB. Si el Ministro del MOPT, Mientes Mata, embarrado de Cochinilla no es condenado, el PAC exhibirá orgulloso en las elecciones su gran obra pública, su trapito de dominguear, y con la población entera vacunada contra el Covid 19, incluyendo los 500.000 nicas propios y los que nos manda todos los días Ortega y su Challo. Cuidado.
¿En realidad está muerto el PAC? Hay que esperar para verlo. De momento son anhelos de un país de ciegos en donde los tuertos suelen ser presidentes. (Nota. No soy del PAC).
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box