William Hyden: La seriedad de la política en broma y con fisga, V-35

Repito para los que me volverán a atacar. No tengo nada en contra de ellos, no estoy resentido porque no me han ofrecido puestos políticos, ni estoy frustrado ni enchilado. Entiéndalo. No soy político, no ando buscando puestos de nadie.

0

William Hyden Quintero, Economista.

Que cosas tiene la vida. Casi todos pecamos por el doble discurso y la falsa moral. No somos puros, somos veletas morales y comulgamos con la ética elástica que la estiramos como hule a nuestra conveniencia. La doble moral es un vestido de quita y pone. A veces lo exhibimos con orgullo para darnos aires de puros, y cuando nos conviene hacernos los majes por los sucios que somos, nos lo quitamos. No lo digo yo. Ya lo había escrito mi tocayo William Russel el filoso y matemático inglés (1872-1971) cuando dijo: “La humanidad tiene una moral doble, una que predica y no practica y otra que practica pero no predica”. A qué viene esto.
Para mi sorpresa por el artículo que escribí la semana pasada sobre el presunto acoso sexual de Rodrigo Chaves, después cambiado a conducta sexual impropia, allá en Gringolandia, todo ello publicado por el diario La Nación con el expediente incluido del Banco Mundial, y no inventando por mí, me acarreó una ola de insultos de los seguidores de este candidato, y para mi sorpresa hasta de mujeres. Es el colmo, mujeres defiendo conductas sexuales impropias de su macho varón, el candidato. Oí una conversación entre femeninas en defensa de Chaves que decía más o menos: Pobrecito, él es un santo, no ven que carita de inocentón se gasta, pero lo están persiguiendo unas gringuillas locas, sometidas, que querían ascensos y más salarios y como se opuso lo acusaron de acoso. Además el problema no fue aquí, fue allá y lo de allá, allá se queda, aquí no nos consta. Siendo así cerremos INAMU, saquemos de las cárceles a los que están detenidos por estos delitos. Pobrecitos. Mujeres en pro de Chaves no vuelvan a quejarse de acoso sexual ni de conductas sexuales impropias.  Acepten que es normal en nosotros los pobres hombres no podernos resistir a sus encantos, y pecar por lo menos, como babeantes mirones. No hay delito alguno por ello.
Pero el colmo de los colmos es el de la señora Pilar Cisneros nombrada para diputada por San José por Rodrigo Chaves. Como tiene que defender el nombramiento y la futura chamba, arremete ahora contra todos los que han criticado esa conducta de su mentor. Para ella no hay nada malo ni nada que criticar, se ha dejado decir en su defensa en una entrevista en Radio Columbia con la periodista Evelyn Fashler, según lo vi en Wasap, que todo el mundo comete errores y que a su Rodrigo no lo queremos para pastor ni para dirigir una iglesia y defiende además que para ser presidente, según nuestra constitución no se requiere un mínimo indispensable de solvencia ética. Esta defensa falas es cierta. Todo el mundo comete errores, todo el mundo tiene un montón de cochinadas escondidas en sus closets y también es cierto que de acuerdo con nuestra Constitución, los depravados sexuales, violadores, proxenetas, narcotraficantes, estafadores, corruptos, y todas la calaña de nosotros los humanos, podemos ser presidentes de la República, si somos mayores de 30 años, costarricenses por nacimiento y ciudadano en ejerció del estado seglar.
Hasta aquí está bien esa defensa de Pilar. Pero recuerdo como crucificó en Teletica a un exdiputado del PLN que fue acusado por una de sus asesoras de delitos similares. En esa oportunidad poco le faltó a esta presentadora de noticias con la presencia de todas las mujeres del país, poner en la Sabana una Guillotina para cortarle a este personaje su chunchillo colgante y echárselo a los perros, arrancarles las manos de un solo tajo y cegarlo de por vida para erradicarle de cuajo y para siempre sus mañas de macho cabrío. Hizo escarnio de él y en su persecución se vistió con los ropajes del inquisidor Torquemada por lo que ahora critica a La Nación. Entonces por que antes si y ahora no. A esto llamo doble moral. Lo peor es que clase de diputada nos espera, porque se sepa ni ella ni su Rodrigo van a renunciar, siguen adelante como si nada hubiera pasado pegando vayas en todas las esquinas ensuciando la imagen de otros candidatos presidenciales jugando de inocentes y puros.
Repito para los que me volverán a atacar. No tengo nada en contra de ellos, no estoy resentido porque no me han ofrecido puestos políticos, ni estoy frustrado ni enchilado. Entiéndalo. No soy político, no ando buscando puestos de nadie. Estos comentarios obedecen a que en mi trasnochada y anticuada conducta moral no puedo aceptar que lleguen a presidente de la República y al Congreso personas con doble moral, porque permitimos con nuestro voto, la continuidad de la degradación moral de nuestro país, que a muchos les parece importar un pepino. Como me lo preguntaron respondo. Desde luego que voy a votar el 6 de febrero del 2022, si Dios me presta vida, por el candidato que según mi entender es honesto y moral sin dobleces, y como dicen no tenga rabo que le majen.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box