Evelyn Chen: OCDE y Política Educativa

Las políticas educativas que se generen posterior a la admisión de Costa Rica a la ODCE deben de contemplar los cinco principios de un enfoque centrado en la mejora de los resultados del aprendizaje, equidad en las oportunidades educativas

0

Evelyn Chen Quesada, Catedrática, Universidad Nacional, CIDE-DET

Evelyn Chen Quesada
Catedrática
Coordinadora Maestría en Gestión Educativa con énfasis en Liderazgo
Centro de Investigación en Docencia y Educación
División Educación para el Trabajo (CIDE-DET)
Universidad Nacional
Junio, 2020

Los retos en educación según el informe de la OCDE

En el Informe del 2017 elaborado por el Consejo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre Educación en Costa Rica parte de cinco principios inherentes a los sistemas sólidos y exitosos, a saber: un enfoque centrado en la mejora de los resultados del aprendizaje, equidad en las oportunidades educativas; la habilidad para recolectar y usar evidencia para fundamentar y realimentar las políticas; la financiación eficaz de las reformas, así como la participación de todos los sectores y actores interesados en el diseño e implementación de las políticas.

La ODCE ha estado brindando asesoramiento específico a los gobiernos de diferentes países para desarrollar políticas educativas que garanticen la atención de estos cinco principios. Ahora que Costa Rica es invitado a ser el país miembro número 38 tenemos varios retos importantes que atender en educación preescolar, educación primaria, educación media y educación universitaria.

Según los informes realizados  por la ODCE y el Estado de la Educación, Costa Rica enfrenta, en la Educación Preescolar, una acelerada ampliación en el acceso de la niñez  a los servicios preescolar entre los años 2017 al 2019. Sin embargo, se siguen arrastrando rezagos y barreras en la implementación del nuevo programa aprobado por el Consejo Superior de Educación (CSE) del MEP. Además, un 80% de la población menor de 4 años no asiste a la educación. Existen también diferencias entre la práctica docente en el aula y los lineamientos teóricos metodológicos del programa.  Según el Sétimo Estado de la Educación algunas de las razones que dificultan  la puesta en marcha del programa radican en una actitud resistente del personal docente, falta de capacitación, problemas de formación inicial, falta de criterios unificados, cambios recientes en el sistema, entre otros.

Por otro lado, (PEN, 2019) ha señalado, en lo que respecta a la Educación Primaria, que la cobertura se estancó en un 93% desde el 2016.  Esta situación compromete el compromiso que el país se ha propuesto desde hace varios años, de universalizar este nivel educativo. Además,  no todos los niños asisten a la escuela en la edad correspondiente y la mayoría de las escuelas no está  ofreciendo un currículo completo. El 74% de los docentes en servicio ve la lectura como una práctica obligatoria.

En materia de Educación Media hace 8 años se convirtió en educación obligatoria, pero esta universalización avanza con lentitud.  Solo el 48% del estudiantado entre los 15 a 16 años asisten a este ciclo y una cuarta parte de estos está fuera de la oferta de servicios del MEP. Solo el 0,13% de los docentes en este nivel educativo acepta contratos en los distritos de mayor pobreza. Las Direcciones Educativas Regionales responden a modelos de gestión centralizados y se limitan a los tramites administrativos. Nuestros estudios en el CIDE de la Universidad Nacional coinciden con los diagnósticos que se han hecho en el PEN (2019) que falta  de una verdadera articulación entre los supervisores, asesores pedagógicos, y directores para liderar procesos educativos orientados a la calidad pedagógica.

En la Educación Superior nos encontramos con diferentes escenarios.  Existe una concentración de universidades públicas y privadas en la GAM, lo que pone en desventaja a las zonas rurales e indígenas de este país. Solo un 37% de las carreras están orientadas a Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. El 83% de los programas de estudios aprobados tienen más de 5 años sin actualizarse. No existen requisitos de ingreso a ninguna de las carreras de educación, ni mecanismos que valoren la idoneidad de las personas aspirantes, lo cual convierte en un desafío la consolidación de una profesión docente de alta calidad.

La ruta de desarrollo de educación para los próximos años

Costa Rica tiene una ruta bien marcada sobre los aspectos que se deben de atender en la educación.  Estas se encuentran enumeradas en el informe de la OCDE y también en el Sétimo Estado de la Educación, PEN (2019).  Después de hacer un análisis cuidadoso de ambos documentos, se presenta una sistematización de las recomendaciones de ambas instituciones en el cuadro siguiente.  En la primera columna se separan los diferentes niveles educativos, en la segunda columna se resumen las recomendaciones de la OCDE y en la tercera las del PEN.  De esta forma se puede establecer un paralelismo entre ambas indicaciones y advertencias, para que los hacedores de política educativa tomen como guía para el futuro de la educación costarricense.

Cuadro #1

Recomendaciones

Nivel EducativoRecomendaciones
 OCDEPEN
PREESCOLAR1.     Establecer un liderazgo institucional claro para el sector.

2.     Garantizar que el financiamiento sea adecuado y equitativo

3.     Apoyar a los padres para crear un ambiente enriquecedor en el hogar.

4.     Establecer y aplicar estándares mínimos de calidad para los centros de atención.

5.     Acelerar la expansión de preescolar.

6.     Apoyar a profesores y padres para desarrollar las primeras habilidades de lectoescritura.

1.     Definir un conjunto de estándares de calidad en materia de programas, personal docente, equipos de trabajo, prácticas pedagógicas, infraestructura, relación con las familias y comunidades

2.     Fortalecer el seguimiento de programas de preescolar.

3.     Ampliar programas de capacitación docente.

4.     Elaborar un marco de desempeño docente.

 

PRIMARIA1.     Desarrollar estándares profesionales para el docente.

2.     Fortalecer la capacitación inicial y reclutamiento de docentes.

3.     Establecer un marco para evaluación de docentes.

4.     Fortalecer las habilidades y apoyos para líderes escolares.

5.     Enfocar la supervisión escolar en la mejora la calidad.

6.     Desarrollar una estrategia para aumentar la calidad de la educación en escuelas primarias pequeñas.

7.     Rediseñar las evaluaciones nacionales estandarizadas.

8.     Desarrollo de capacidades para evaluación.

 

1.     Que sea el mismo docente que el  imparta primero y segundo grado para asegurar la continuidad del proceso educativo.

2.     Mayor capacitación y acompañamiento docente sobre los programas de estudio.

3.     Innovar diferentes formas para promover la lectura del personal docente y del alumnado.

 

MEDIA1.     Destinar recursos a los colegios más necesitados.

2.     Fortalecer la enseñanza para estudiantes en riesgo.

3.     Preparar a los docentes para el nuevo currículum.

4.     Reformar el examen de Bachillerato.

5.     Establecer a los colegios técnicos como instituciones especializadas.

6.     Desarrollar programas profesionales más cortos.

 

 

1.     Reorientar la gestión hacia una visión estratégica y con prioridades curriculares bien definidas.

2.     Brindar un acompañamiento efectivo y adecuado a los docentes.

3.     Articular la educación académica con la técnica por medio de una política nacional de educación.

4.     Revisar los procesos de reclutamiento y selección de la docencia.

5.     Contar con un sistema de información docente que permita la cercanía con los otros centros.

6.     Promover un programa de voluntariado de pasantías docente por excelencia en para fortalecer los colegios con mayores dificultades.

SUPERIOR1.     Fortalecer estándares mínimos.

2.     Ampliar la cobertura e impacto de la acreditación.

3.     Desarrollar un sistema de información nacional.

4.     Hacer de la distribución equitativa de costos el principio clave de la reforma.

5.     Establecer la infraestructura de política para dirigir la reforma.

 

1.     Una gestión más versátil en las sedes regionales.

2.     Revisión de la redundancia de la oferta académica.

3.     Fortalecer en las regiones carreras en el emprendimiento e innovación.

4.     Una mayor vinculación con las comunidades.

5.     En cuanto a su gobernanza, aumentar la desconcentración para liberarlas del ritmo democrático de las estructuras centrales.

Elaboración propia a partir de la información del Sétimo Estado de la Educación y del Informe de Educación de la ODCE a Costa Rica.

Reflexiones finales

La actual Política Educativa “La persona: centro del proceso educativo y sujeto transformador de la sociedad” a pesar de que tiene estructurado en su marco filosófico y conceptual los paradigmas de complejidad, el humanismo, el constructivismo social y el racionalismo, está lejos de cumplirse, si continúa reproduciendo las metodologías tradicionales de enseñanza y aprendizaje. La formulación de las políticas nacionales en educación debe de contemplar las recomendaciones realizadas por la OCDE y el PEN, de esta manera, asegurar tanto su cumplimiento, como los paradigmas de la política actual.

En este sentido el MEP debe jugar un papel estratégico en el seguimiento de lo estipulado en la política. Tal es el caso del seguimiento a:

  1. La universalización de la educación preescolar, primaria y media, como un derecho fundamental.
  2. Asegurar el óptimo aprovechamiento de los recursos del Estado.
  3. Fortalecer de manera prioritaria los centros en contextos de vulnerabilidad y rezago educativo.
  4. Completar el currículo escolar en todas las escuelas.

Se requiere de un verdadero seguimiento a todas las acciones que se formulen en las políticas de tal manera que se pueda comprobar contra evidencia que existe progreso en la solución de estrategias para fortalecer la educación en los cuatro niveles.

La formación docente a nivel universitario debe actualizarse constantemente según las tendencias educativas destinadas a la mejora de la calidad y la incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TIC) en la educación.

Las políticas educativas que se generen posterior a la admisión de Costa Rica a la ODCE deben de contemplar los cinco principios de un enfoque centrado en la mejora de los resultados del aprendizaje, equidad en las oportunidades educativas; la habilidad para recolectar y usar evidencia para fundamentar y realimentar las políticas; la financiación eficaz de la reforma, así como la participación de todos los sectores y actores interesados en el diseño e implementación de las políticas.

Finalmente, es importante denotar que en el contexto actual del COVID-19, la educación presencial tendrá que revisarse para que se prevenga contagios que pongan en peligro la salud estudiantil, docente y administrativa de los centros. Sin descuidar una educación de calidad que vele por la igualdad de condiciones al acceso de las tecnologías e internet en caso de continuar con una la educación remota por la emergencia. De igual manera, las políticas educativas que emerjan de esta experiencia  deben valorar la transición de una educación remota a una educación en línea efectiva, planificada y organizada para este fin.

Referencias

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...